Tecnología para el futuro

El desarrollo y avance del hardware y software en la cibernética culminó en la última revolución tecnológica: la revolución digital. Este avance científico técnico de gran impacto en la economía y vida social, ha transformado toda concepción anterior acerca de la tecnología para el futuro. La digitalización de los procesos productivos ha reducido los costos financieros y el tiempo empleado en la producción de bienes y servicios, teniendo como resultado, entre otros, el ahorro de energía y la preservación de recursos materiales no renovables.

La revolución digital ha hecho posible el traslado masivo de los avances de la investigación científico técnica hacia la producción de bienes y servicios. La tecnología del siglo XXI dejó de ser un bien disponible solo para las élites económicas y financieras. Los productos de la ciencia y la producción industrial del siglo XXI, en general, se encuentran disponibles para el uso privado de los distintos sectores sociales de la población, así como también en la prestación de mejores servicios públicos.

El desarrollo del software y hardware de la computación se ha materializado en una serie de incesantes innovaciones tecnológicas de los PCs, tablets y smartphones, los más difundidos y usados productos de uso diario producto de la tecnología para el futuro, hoy presentes en nuestros hogares, lugares de trabajo y estudio. Este proceso de digitalización de la vida social como resultado de la incorporación de los avances tecnológicos del desarrollo del hardware y software, en adelante se profundizará mucho más todavía.

Todo indica que la tecnología para el futuro seguirá su actual camino de desarrollo, avance e innovación por mucho tiempo. La microelectrónica digital ha hecho posible la miniaturización de los componentes electrónicos, lo cual ha permitido la producción de aparatos domésticos y personales de uso diario, hasta ayer gigantescos, cada vez más diminutos y de mayor calidad. A la vez, ha permitido la síntesis de funciones de diversos aparatos de uso masivo y herramientas de uso especializado, haciéndolas disponibles sintetizadas en un PC, smartphone o una tablet.

Lo más revolucionario de la tecnología digital son sus propiedades, las cuales permiten anexar cada vez más funciones incrementando el número de herramientas y nuevos productos, los cuales podemos utilizar en nuestra vida diaria hogareña, productiva, educativa y de investigación. Estas propiedades y cualidades de la tecnología digital las podemos disfrutar mediante un PC, smartphone o tablet gracias al desarrollo del software y hardware, el binomio de oro de la tecnología para el futuro desarrollada en las últimas décadas del siglo XX y consolidada en la primera década del siglo XXI.

¿Hasta dónde llegará el avance y desarrollo de la tecnología digital disfrutada por la sociedad a través del hardware y software? La respuesta no la conocemos. No podemos afirmar si el software y hardware propulsores de la Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC), los PCs, Smartphones y tablets serán por siempre o durante largo tiempo la tecnología para el futuro. Tampoco podemos asegurar su reemplazo por nuevos desarrollos tecnológicos. Es posible que la tecnología digital y sus productos hayan llegado para quedarse con la humanidad por siglos y milenios, tal como la tecnología del uso del fuego para fundir metales quemando leña y carbón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *